Scouts y Guías Adultos "AISG- España"
Palabras dirigidas al V Encuentro de la Sub Región SubAmericana

Encuentro Sub Región Americana

Queridos hermanos scouts y guías:

Es para mí un placer encontrarme en este hermoso país rodeado de tantos buenos amigos y hermanos Scouts. Uruguay no solo me gusta por su belleza natural, también por el carácter de sus habitantes y porque me trae entrañables recuerdos de cuando lo visité en 1982, haciendo mi servicio militar en el Buque Escuela Juan Sebastián Elcano. En los días que llevo aquí tengo que confesar que he vuelto a redescubrir esta tierra, tan llena de historia y costumbres típicas, y a la vez tan dinámica y moderna.

Quiero agradecer por tanto a la organización de este Encuentro y al Hemisferio Occidental el trabajo realizado para que hoy nos encontremos celebrando este evento. Por propia experiencia conozco las dificultades y el enorme trabajo que esto conlleva y por ello os quiero felicitar, a la vez que agradecer que me deis la oportunidad de participar en las exposiciones, trayéndoos un trocito de AISG-España, con nuestras experiencias.

A pesar de tener un océano de por medio, me siento como en casa. Poder intercambiar mis opiniones, ideas y sentimientos con toda la riqueza de nuestra lengua, de manera fluida con la mayoría de los amigos y amigas que aquí nos encontramos. Es para mí un placer y una magnífica oportunidad de enriquecimiento personal.

De las cuatro palabras que forman las siglas de AISG “Amistad Internacional Scout y Guía” quiero destacar una: AMISTAD. Esa amistad con mayúsculas que se forja cuando eres un niño o un adolescente y que se fortalece con la multitud de vivencias que te brindan tu paso por los scouts.

El pasado 25 de octubre hemos celebrado el día de La Amistad de los scouts y guías adultos y en centenares de asociaciones o guildas se han hecho sencillos actos de convivencia que nos han vuelto a dar la oportunidad de disfrutar de la compañía de nuestros amigos. Hoy quiero compartir con vosotros dos frases que profundizan en el término Amistad, y que pueden aportar matices al rumbo a seguir por nuestras asociaciones:

La primera dice así:

  • “Nunca conserva firmes amistades quien sólo va atento a sus pretensiones” (Juan Ruiz de Alarcón)

Formamos parte de Asociaciones muy distintas entre sí: número de miembros, media de edad.  A la vez, los propios componentes somos muy plurales: ideología política, creencias religiosas, clase social, nivel cultural, tipo de vinculación con el escultismo.

Toda esta diversidad puede jugar en nuestra contra si nuestras pretensiones individuales priman sobre las grupales.  Pero también a la inversa, esa diversidad puede ser una gran oportunidad de enriquecimiento si ampliamos nuestras miras y reemplazamos nuestros propios intereses por el INTERES COMUN. Es lo que en la lengua zulú se conoce como UBUNTU, que traducido sería “Yo soy porque nosotros somos”.  El concepto de Ubuntu está basado en la necesidad de interacción y apoyo social. Los scouts y guías adultos deberíamos ser personas impregnadas de Ubuntu“.

  La segunda frase es de Baden Powell y es tan sencilla como profunda:  

  • “Una sonrisa es la llave secreta que abre muchos corazones” (Baden Powell).

Hagamos un esfuerzo por mantener el buen tono de nuestras relaciones personales, no solo para sentirnos bien en los momentos que compartimos juntos (excursiones, debates, comidas) sino también para fortalecer nuestros lazos afectivos desde la franqueza del corazón. Seamos leales a los que llamamos amigos porque son nuestros compañeros de camino. Solo así podremos convertir el recorrido en un disfrute.

La verdadera razón del escultismo y guidismo adulto se basa en el servicio a los demás y para que ello sea posible, nuestras asociaciones tienen que llenarse de personas que se aprecian y que disfrutan trabajando en equipo.

Nuestra formación scout y guía puede resultar muy útil a la sociedad en general y al escultismo en particular. Somos el fruto de ese movimiento educativo que comenzó hace más de 100 años y que aún perdura, con miles de personas en sus filas.

Pero para trabajar organizados debemos ser útiles en nuestras asociaciones y aportar lo mejor de nosotros mismos al proyecto.

Por ello os propongo mirarnos hacia adentro, reflexionar interiormente sobre el papel que cada uno desempeña en su guilda, en su asociación o en la Federación de su país. Analizar hasta qué punto nuestras aportaciones personales contribuyen al bien común para impregnarnos de UBUNTU y caminar por el sendero del escultismo adulto DISFRUTANDO DE LA AMISTAD con transparencia, constancia y compromiso.

Buena caza.