Scouts y Guías Adultos "AISG- España"

ASGVMA

Subida a la Torrecilla

Organizado por ASDEA Akela, el próximo domingo 17 de enero, se realizará la subida al Torrecilla desde el Cortijo de los Quejigales.

Tiene previstas su asistencia miembros de ASDE AKELA (Sevilla) y ASGVMA (Málaga)

  • La distancia es de unos 16km.
  • El tiempo aproximado es de unas 6 horas.
  • El recorrido será circular, ya que se puede subir por la cañada de las Ánimas y bajar por la cañada del Cuerno.
  • La dificultad es media-alta,
  • El terreno es de media-alta montaña, por terrenos rocosos y senderos, por lo que es indispensable llevar un calzado adecuado (botas de montaña) y ropa de abrigo (aunque este invierno no ha echo frió, no debemos olvidar que nos moveremos por altitudes en las que el tiempo puede cambiar de repente.)
  • La hora de reunión está pendiente de fijar para coincidir todos en el Cortijo de los Quejilaes, pero no se debe olvidar que como muy tarde, se debe de estar de vuelta a las 15.00h para que no se nos haga de noche en el camino ya que a las 18:15h aproximadamente oscurece y es complicado bajar sin luz.

Quejijales1

El recorrido desde el cortijo de Quejigales, si se sube por la cañada de las Ánimas es llano hasta la cañada de Enmedio, en la que se entra por uno de los bosques de pinsapos más bonitos y bien conservados de la Sierra de las Nieves donde se empeza a ascender por la cañada de las Ánimas hasta llegar al puerto del Oso, donde se encuentra un nevero reformado en 1995 del cual se extraía el hielo que se utilizaba en la costa, y que se transportaba a lomos de animales.

Después de esta subida, se llanea por la meseta de los Quejigales, en la que se ver a estos imponentes árboles soportando un clima extremo y donde se han adaptado a las dificultades del lugar, el quejigo de montaña o también llamado roble de alta montaña (Quercus faginea sub. alpestris) que salpica toda la meseta hasta llegar al Pilar de Tolox en la base del Torrecilla y único punto de agua de la ruta.

A partir de aquí, se ataca el pico por una empinada subida que llevará hasta la sima 1919m.

La vuelta será por el mismo camino de llegada, pero a la altura del nevero, se toma el sendero que  conduce hasta la cañada del Cuerno, por donde se baja y se vera unos de los bosques de pinsapos más antiguos de la sierra, con sus troncos centenarios y sus fantasmagóricas figuras.
Se vuelve al arroyo del principio y al cortijo de Quejigales.

Queda pendiente la hora y lugar de reunión en los distintos puntos.

Si estas interesado pudes contactar con:

akelasenderitmo@gmail.com o aisgmalaga@gmail.com

El track se puede bajar desde wikiloc

Scout y Guías Verteranos de Málaga: Etapa VII del Camino Mozárabe (Cuevas Bajas – Encinas Reales)

Fecha: 20 de diciembre de 2015
Actividad: Etapa VII del Camino Mozárabe: Cuevas Bajas – Encinas Reales (ida y vuelta)
Tipo: Lineal (ida y vuelta) – Km: 16
Participantes:

  • AISG Málaga: Cristobal de Haro, Sonia Ríos, Luis Jiménez, Sara Miralles, Rafael Contreras y Emilio Jiménez
Etapas realizadas
  1. Málaga – Cruce de Caminos (5 octubre 2014)
  2. Cruce de Caminos – Almogía (noviembre 2014)
  3. Almogía – Villanueva de la Concepción (25 enero 2015)
  4. Villanueva de la Concepción – Antequera (26 de abril de 2015 y 16 de mayo la repesca)
  5. Antequera – Cartojal (18 octubre 2015)
  6. Cartojal – Cuevas Bajas (20 de noviembre de 2015)
  7. Cuevas Bajas – Encina Reales (20 diciembre 2015)

Parece que fue ayer cuando el 5 de octubre del 2014 se nos ocurrió hacer el Camino Mozárabe y salíamos de Málaga, este domingo 20 de diciembre del 2015 estábamos cruzando el río Genil que hace de límite de provincia entre Málaga y Córdoba y seguimos haciendo camino “ultreia”. 

Ayer, con un poco de retraso sobre la hora prevista y después del habitual desayuno en Cuevas Bajas, salimos, no sin antes, admirar que la imaginación del ser humano sobre el reciclado, no tiene límites, todo el pueblo estaba engalanado con adornos de Navidad hechos con plásticos reciclados, eso es ahorrar, reciclar y educar.

 El día prometía, sol y buena temperatura, sin olvidarnos de lo mejor los “peregrinos” que nada más salir se fueron colocando en posición de ataque para afrontar el camino, en primera posición nuestro ariete “Tritón de Alborán” al que le seguían los demás animales (pato, gato, oso..) y tras un corte, el grueso del pelotón en oleadas de tertulias matutinas (es increíble la capacidad de estas señoras que mantienen un ritmo fónico durante todo el camino), se notan que están bien entrenadas.

 Y como colofón nuestro amigo Paco, al final de la fila por si alguna oveja se descarría, que todo hay que decirlo, andaba un poco apagado (cosas de la Navidad, cenas, bebidas espirituosas,…..). 

 Sin darnos cuenta, nos plantamos en el puente que cruza el Genil por el llamado camino de Encinas (curioso lo del nombre, porque no vimos ninguna, solo olivos).

Tras la foto de rigor, empezamos la parte más dificultosa, una cuesta que en tres kilómetros nos conducía a nuestra meta, que con el ambiente que gastábamos, no nos dimos cuenta del desnivel y donde nos encontramos una letrina portátil de peregrino de la marca “Rocatlón” que seguro se le olvidaría a alguien que pasó antes que nosotros.
 Una vez en Encinas Reales hicimos un poco de turismo, visitamos la Iglesia con su belén y la plaza del pueblo, donde estuvimos degustando unos zumos de cebada típicos del lugar muy reconfortantes. 
 Después del avituallamiento emprendimos el camino de vuelta para adornar el árbol de Navidad y almorzar en un rincón de la ribera cordobesa. 
 La toma del lugar y el despliegue de la intendencia, era digno de nuestros famosos “Tercios de Flandes”. Empezaron a desfilar tortillas varias, filetes, empanadas, croquetas, flamenquines, queso, chorizo de ciervo, … hasta que se dio el zafarrancho de combate y “que manera” de darle a la mandíbula (impresionante de bueno todo), por supuesto esos manjares tenían que estar bien lubricados con unos caldos y zumos de la tierra.
Pero luego vino la gula, “los postres” a los que a duras penas pudimos llegar debido al duro combate (diente a diente) que mantuvimos con el enemigo. 
 Acto seguido y a duras penas logramos adornar el árbol de Navidad de este año (debido a las numerosas bajas), que ha recaído en un “Populus alba”, con el tiempo justo para hacernos la foto, volvimos a reanudar la marcha hasta Cuevas Bajas donde depues de tomar un café y disfrutar de la tertulia, nos despedimos hasta la próxima. 
 Agradecer a todos los asistentes y ausentes por hacer realidad esta aventura.
 
Oso Tímido
bear1

Etapa VII de AISG Málaga en el Camino Mozárabe Málaga – Santiago

l60

Participantes en la etapa desde Cartojal a Cuevas Bajas

El pasado domingo 22 de noviembre, se celebró la etapa del Camino Mozárabe entre Cartaojal y Cuevas Bajas con un día espléndido de sol y por fin “fresquito”.

Nos reunimos a las 9:00 en el Bar Casa Caro de Cartaojal, casi una veintena de peregrinos con tan solo 5º de temperatura, pero fueron rápidamente neutralizados con un buen desayuno.

Partimos con un poco de retraso sobre el horario inicial,con gran alegría y muchas ganas, después de haber dejado la lanzadera en Cuevas Bajas.

Casi todo el camino, sigue el trazado del PR7, antiguo camino entre los dos pueblos de la Comarca Nororiental de Málaga y salpicado de tierras de labor y olivares, donde los conejos y liebres correteaban, pero no de alegría al vernos, ni de frío. Sino de los perros y cazadores que los perseguían sin descanso.

Después de recorrer las llanuras de la Vega de Antequera y bordear el límite occidental de la Comarca de la Sierra Norte de Málaga , nos adentramos de lleno en ella a través del municipio de Cuevas Bajas.

El arroyo Burriana y el río Genil delimitan a este municipio que sirve de puente de unión entre las provincias de Málaga y Córdoba.

Cuando llevábamos recorrido casi los dos tercios del camino, nos desviamos a la derecha en un cruce de caminos, abandonando la monotonía del camino para subir por un olivar hacia el Cortijo de Pajariegos y luego viajar hasta el arroyo Burriana, por donde entramos en Cuevas siempre por la parte baja del pueblo y cruzando dicho arroyo.

Seguimos por la calle Real, donde teníamos nuestro puesto de avituallamiento en el Bar Lola.

Después de un refrigerio y de utilizar nuestro método de lanzaderas, comimos un menú de peregrinos con fundamento.

Al término del condumio y la tertulia, posamos para la foto de rigor y cantamos la canción de despedida.

Agradecer a todos los peregrinos asistentes, el fantástico día, con gente así, se hace el camino.

2015-11-22-23Hay que hacer una mención especial a nuestra punta de flecha durante toda la etapa, “Tritón de Alborán” totem de nuestro querido Rafael Contreras, que después de lo visto, estamos pensando en cambiar lo de “Tritón” por “Liebre”.

La curiosidad de la ruta fue un Antirrhinum australe (conejito, boca de dragón, dragoncillo,…) que suele florecer hasta agosto, y en las fechas en que estamos aún seguía.

Buena Caza y hasta la próxima, que será en Diciembre.